GNV no convence a sus pasajeros, que consideran "pésimo" el servicio

Tras un año operando en Baleares, puede afirmarse que GNV no convence a sus pasajeros. Al menos, a los que publican su opinión en tripadvisor, el portal de referencia de experiencias viajeras, en el que la calificación de “pésimo” referido al servicio de GNV se impone. Y eso que la mayoría de personas que opinan confiesan sus ganas de que haya un tercer competidor.
Una familia que viajó hace una semana de Valencia a Palma describió así su particular pesadilla: “Tienen a una azafata gritándote literalmente cada dos min, a un volúmen desproporcionado hasta casi las 12 de la noche para anunciarnos (repito, cada dos minutos) para anunciar que había bistec en el restaurante. El bebé despertándose sobresaltado cada vez y llorando hasta las tantas porque era imposible si te gritan cada dos min. Cuando al fin se callaron y conseguimos tranquilizarlas y dormir algo para nuestra sorpresa pasa lo mismo a las 4 de la mañana! Para anunciar que ABREN EL RESTAURANTE PARA DESAYUNAR! Y así igual que por la noche a gritos cada dos min! Todo lo bueno que tenían se lo cargan con las ganas de venderte a bordo a toda costa. Llegamos agotados cuando podría haber sido magnífico”.
Otra familia mallorquina tampoco lo pasó demasiado bien: “Es decir, compras un billete para las 23h. Te mandan un SMS diciendo que sera a las 23:40h que al final se traduce en que el embarque que era a las 22h es a las 00h. Salimos a las 00:15h. Se pasan 30 minutos dando mensajes por megafonia. A las 5:45h empiezan a dar porrazos en las puertas de los camarotes para que lo abandonemos y acabamos esperando hora y media en un Salon con dos niños de 2 y 4 años encima llorando porque tienen sueño hasta que nos dejan bajar a las 7:15h al vehiculo”.
Las quejas por retrasos también abundan. A modo de resumen, esta: “Hemos viajado Mallorca/Barcelona tres veces en un plazo de dos meses y en las tres ocasiones a sucedido lo mismo... Retraso en la salida con el correspondiente retraso a la llegada y para colmo nos hacen abandonar el camarote "DOS HORAS Y MEDIA" antes de llegar al puerto, lo cual no me parece demasiado correcto... Sin duda intentaré no volver a repetir”. La limpieza en los buques de GNV tampoco pasa la prueba del algodón, nunca tan bien dicho: “Nada mas entrar ya vimos que aquello iba a ser una pesadilla de noche, Cortinas caidas, sucias, pantallas de lamparas quemadas y llenas de polvo, baño precintado como de higiene pero lleno de pelos, muchos pelos, de muchos dias. Sabanas con algun pelo de mas”.

Comentarios