GNV rompe con TRASMED y reduce oferta en verano

El idilio comercial entre las dos navieras de matriz italiana que operan en Baleares ha durado lo que un caramelo en la puerta de un colegio. GNV ha dejado ya de vender como propios servicios de TRASMED y ello se traduce en un reducción de su oferta, que en el caso de Barcelona hacia Menorca y Eivissa queda limitada a tres salidas semanales.
La ruptura -sea transitoria o de largo recorrido- llega sin que GNV haya logrado superar las deficiencias de su operativa, complicada y lenta para sus pasajeros, especialmente si estos son residentes en Baleares. Un año después de su llegada al mercado isleño, GNV aún exige el certificado de residencia porque no accede informáticamente a la base de datos del ministerio correspondiente.
Pero es que los servicios conjuntos TRASMED-GNV -que nacieron para contrarrestar la oferta de BALEÀRIA- han creado también tensiones comerciales entre las dos navieras de matriz italiana, habida cuenta que -especialmente en carga- se ha producido trasvase clientes desde la filial de GRIMALDI a GNV, debido a los buenos precios y servicios de GNV que, a juicio de algunos transportistas, ofrece el tercer operador.

Comentarios