Ni GNV ni TRASMAPI. Gandía tendrá que esperar

A unas horas del inicio del mes de junio puede asegurarse que, un año más, el puerto Gandía tendrá que esperar al menos una temporada más a recuperar algún enlace con Baleares. Ni TRASMAPI ni GNV, que habían protagonizado movimientos al respecto han concretado sus intenciones.
Y no será por falta de acogida en Gandía a toda posibilidad, aunque sea remota, de que su puerto retome la actividad comercial que tuvo, tanto en alta velocidad como en navegación comercial.
De hecho, el propio alcalde de Gandía y sus concejales divulgan cualquier acercamiento naviero al puerto, como hicieron hace unos meses con GNV y TRASMAPI, por mucho que para estas navieras se tratase de una mera prospección. Ansias divulgativas que provocan desconfianza y fuerzan desmentidos.
Pero, a estas alturas de verano, con GNV consolidando su posición como tercer operador, y con TRASMAPI volcada en Menorca y frustrada en Ceuta, ya no parece probable el resurgir naviero de Gandía.
El puerto de Gandía se promociona como el punto de equilibrio entre Denia y Valencia; pero es -precisamente- esta posición intermedia la que no le deja despegar. Y ello porque, frente a Gandía, Valencia antepone servicios y red de comunicación y Denia -que hoy por hoy explota BALEÀRIA en régimen de concesión- tiene en la escasa distancia que le separa de Eivissa su principal activo.

Comentarios