TRASMAPI, a la carrera para ‘mojar’ en el Sant Joan de Ciutadella


TRASMAPI fuerza máquina para poder ‘mojar’ en el Sant Joan de Ciutadella, cuando miles de mallorquines se agolpan en el puerto de Alcúdia con la intención de viajar hasta el corazón de Ciutadella y vivir de cerca una de las fiestas más intensas del calendario mediterráneo.

A día de hoy, la naviera de capital ibicenco tiene dos objetivos: que uno de sus dos ‘alaskas’ esté operativo -en lo técnico y en lo legal- antes de un mes y disponer en Alcudia y en Ciutadella de una infraestructura mínima que le permita las operaciones. Miles de pasajeros aspiran a un plaza en un muy corto periodo en torno al 24 de junio en una línea que, hoy por hoy, solo atiende BALEÀRIA, que para esos días-clave tiene programados el CECILIA PAYNE, el JAUME III y el HYPATIA DE ALEJANDRIA.

En este primer Sant Joan sin grandes restricciones desde 2019 se esperan más visitantes que nunca en Ciutadella y que la mayor parte de ellos utilicen la línea marítima Alcudia-Ciutadella como medio de transporte idóneo que, incluso, permite desplazarse a Ciutadella sin disponer de alojamiento, por lo que es utilizada por un público joven y bullanguero.

De hecho, TRASMAPI busca personal de tierra en Alcudia y Ciutadella (“Ayudante de carga/Amarradores/Personal de taquilla”), y ofrece “contrato estable, jornada completa con turnos rotativos de mañana/tarde y libranza semanal” (SIC). Como tantas empresas en este momento en Baleares, TRASMAPI pide como “imprescindible” residencia en Mallorca o en Menorca, habida cuenta de la dificultad de que personal desplazado pueda superar la ecuación bajos salarios/precio de la vivienda, como ocurre ahora mismo en toda la economía isleña.

Cada Sant Joan las instalaciones portuarias de Alcudia (estatal) y Ciutadella (autonómica) viven momentos de estrés en lo que es una versión local y reducida, pero muy concentrada en el tiempo, de la ‘operación para del Estrecho”; es este caso, ‘paso del Canal’.


Comentarios