TRASMED se apunta al ozono para dar “bienestar” a sus pasajeros

 



El ozono -que hace un par de años parecía un solución mágica contra el COVID- va a estar presente en los barcos de TRASMED como “agente fuertemente oxidante con probados efectos fungicidas, bactericidas y viricidas”. No solo aire, pues, se respirará, en los renovados barcos de TRASMED.

ETTORE MORACE, CEO de TRASMED, ha explicado que el objetivo de la compañía es ofrecer, en todo momento, “entornos cien por cien seguros que garanticen espacios desinfectados y, además, evitando efectos secundarios en la salud de pasajeros y trabajadores”. Y precisamente por eso, ha concluido, “apostamos, en todo momento, por la más alta tecnología como es la que ofrece Hi-TECH OZONE”, la solución que se implementa en los buques de la filial española de GRIMALDI.

Para Hi-TECH, el reto “ha sido explorar una tecnología que, cumpliendo los estándares normativos en presencia y ausencia humana, sea inocua para el ser humano y eficaz en la eliminación de virus, bacterias y hongos y tras más de 30 años de trabajo lo hemos superado”, explica Laura Segura, socia de HI-TECH OZONE.

Según los implicados en la iniciativa, todo son ventajas, ya que la “desodorización y a la aportación de oxígeno de esta tecnología, compuesta por sensores de última generación, previene también la sensación de mareo de los pasajeros. El ozono es un agente fuertemente oxidante con probados efectos fungicidas, bactericidas y viricidas y, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es uno de los desinfectantes más eficientes para todo tipo de microorganismos.


Comentarios