AQUABUS confía en iniciar sus operaciones ‘first class’ con Formentera el día 15 de junio

¿A la tercera irá la vencida?; esta es la cuestión. AQUABUS tiene a la venta sus servicios rápidos entre Eivissa y Formentera con horarios programados a partir del ya inminente 15 de junio. Con ello esta naviera pasaría de ser el patito feo de la línea, con viejos y cuestionados barcos de madera, a operar con lo mejor: dos Damen prácticamente nuevos con porte y comodidad.
Pese al secretismo de AQUABUS, se ha conocido que estos dos buques -que fracasaron comercialmente en Filipinas- siguen perteneciendo al astillero y que AQUABUS afronta el reto con un cierto paracaídas financiero. Sin olvidar sus conexiones societarias con TRASMAPI, que no lidera ya el mercado de las comunicaciones marítimas entre Eivissa y Formentera.
Si con sus viejos barcos AQUABUS jugaba con el precio (entre otras cosas, autotitulándose ‘low cost’), con sus nuevos Damen ofrece prácticamente los mismo precios que BALEÀRIA y TRASMAPI, por lo que se intuye que la batalla comercial girará en torno a lo que ofrecen los Damen en relación a los buques de la competencia: mayor porte e interiores de lujo asiático; no en balde los barcos se diseñaron para cautivar a las clases pudientes filipinas, aunque fracasaron en el intento.
El escalado entre operaciones portuarias impuesto por la Autoridad Portuaria ha forzado a AQUABUS a programar sus horarios “en bocadillo” entre los de BALEÀRIA y TRASMAPI, con salidas a “y 15”, una arma comercial de dos filos que, para AQUABUS, no impedirá su éxito.

Comentarios