BALEÀRIA y ARMON cierran la ‘carpeta ELEANOR ROOSEVELT’

BALEÀRIA y ARMON han superado sus diferencias derivadas del ELEANOR ROOSEVELT y dan por cerrada la carpeta. El barco tiene un rendimiento aceptado por la naviera y ambos, astillero y armador, se aprestan a ser galardonados y reconocidos por un buque pionero destinado a marcar época en la construcción naval española.
La entente entre ambas empresas ha llegado después de constatar que las mejoras implementadas al buque han situado su capacidad de maniobra en parámetros que permiten que las operaciones en puerto sean ágiles, un aspecto primordial en un buque destinado a hacer 6 maniobras diarias de atraque y salida.
El cierre de la carpeta permite a BALEÀRIA y ARMON abordar desde un clima de colaboración entre ambas empresas la construcción de un segundo, y quizá un tercer, buque de las mismas características, que desde CaixaBank han anunciado estar dispuestos a financiar desde sus fondos destinados a hacer posible proyectos medio-ambientalmente sostenibles.
Tecnológicamente, armador y astillero quieren seguir innovando y mejorar aspectos como la potencia de motores. En todo caso, se trata -aseguran- de mejorar un buen producto.
Pero entre la botadura del ELEANOR ROOSEVELT y el cierre del conflicto han pasado cosas tanto en la naviera de Denia como en ARMON. BALEÀRIA es ahora propiedad única de ADOLFO UTOR y ARMON engulló BARRERAS -donde BALEÀRIA construyó varios ferrys-, además de recibir de LIBERTY LINES un importante encargo de embarcaciones híbridas de alta velocidad (9) de porte medio; un encargo que inquietó por ser gestionado por ETTORE MORACE, que tomó contacto con ARMON cuando era directivo de BALEÀRIA y ahora dirige TRASMED.

Comentarios