MORACE aprieta: quiere una TRASMED modélica

El tamaño de la filial española de GRIMALDI y lo reducido de su flota lo permite: su CEO está en todas y pretende convertir esta spin-off de la histórica Trasmediterránea en una naviera modélica en cuanto al servicio tanto en lo referido al pasaje como a la carga.
“Ettore [MORACE] aprieta”, asegura un responsable de TRASMED. Sea la limpieza y la comida a bordo o la gestión en los embarques en los distintos puertos son campos de batallas para el CEO de TRASMED, eso sí, con ‘finezza’ italiana.
Y es que MORACE quiere que TRASMED gane puntos ante los capos de GRIMALDI. Puntos como filial y puntos propios como gestor si, finalmente, GRIMALDI opta por engullir a ARMAS antes o después del colapso de la naviera canaria que se vaticina en medios navieros. TRASMED echa el resto en marketing, publicidad y seducción de ‘influencers’ [la foto que ilustra este post corresponde a un reciente encuentro-invitación con blogueros]. Los cuadros medios de TRASMED se gustan y socializan en las redes, donde son mucho más activos que sus colegas de la competencia. Y lo hacen bajo la atenta mirada de MORACE.
Pero, al menos de momento, GRIMALDI no pone flota más que en episodios puntuales. La incorporación del actual CIUDAD DE ALCUDIA se vio como un ‘gol’ de la cúpula de GRIMALDI para dar salida a un buque obsoleto. Y los retrasos en la entrega de los barcos que pasan por astilleros italianos un serio problema que afecta a la credibilidad frente a los cargadores y obliga a seguir desviando carga y pasaje a la competencia.
Por ello, el objetivo de MORACE es, más pronto que tarde, que el compromiso de GRIMALDI para con ‘su’ TRASMED se materialice con la incorporación de al menos un buque auténticamente competitivo y que suponga marcar territorio con la competencia, como ha hecho GNV con la incorporación de un cruise-ferry.

Comentarios