Los despropósitos de ‘los italianos’ consolidan el liderazgo de BALEÀRIA

 



Iba a ser un verano complicado para BALEÀRIA pero `los italianos’ y sus despropósitos se lo han puesto fácil. BALEÀRIA y sus barcos van como un reloj -y con ocupaciones más de que buenas cuando no rayan el completo- mientras GNV sigue con sus vaivenes de horarios y de barcos y TRASMED en plena temporada y con su mejor barco ‘pillado’ en un astillero italiano.

A estas alturas, ningún cargador niega que BALEÀRIA sea la que menos descuentos y tarifas agresivas ofrece. Pero quien pueda pagarlo y lo paga (BALEÀRIA es dura con los morosos) embarca con la compañía de Denia. “Cumplen horarios, salen cada día y con sus virguerías de qr’s en el móvil los embarques son ágiles y rápidos”, resume un transportista.

Incluso en el blog ferrybalear.com -poco o nada tendente a BALEÀRIA- se recogen opiniones en el mismo sentido mientras el sector se pregunta si TRASMED podrá recuperar la carga que -por su carencia de flota- se obligada a desviar a GNV.

Pero es que GNV no parece tampoco muy dispuesta a aprovechar la ocasión que le brinda TRASMED con los desvíos de carga. Cuando se lo habían puesto fácil en el tráfico de Valencia con Eivissa, desvía su mejor barco a una línea con el Magreb.

GNV también ha renunciado de hecho al Barcelona-Eivissa al reducir sus frecuencias semanales a dos… ¡y en días consecutivos! Mientras BALEÀRIA también a lo suyo en esta línea: con su MARTIN I SOLER ofreciendo servicio diario y puntual.

Pero para estupefacción del sector, lo que está ocurriendo con el CIUDAD DE BARCELONA de TRASMED, que en el mejor de los casos saldrá en unas horas del astillero napolitano donde ha sido sometido a un lavado de cara y a la instalación ‘scrubbers’.

Que la filial española de GRIMALDI soporte que su mejor barco esté en pleno mes de julio en un astillero de Nápoles provocada hilaridad. Porque, mientras, cada día pierde con ello no solo credibilidad sino pasajeros y carga. Que se haya difundido en las últimas horas que el próximo barco que mande a astilleros TRASMED irá a Turquía o se quedará en España no hace más que dar un tono de ópera bufa al asunto.

Pero, como hemos señalado, los despropósitos italianos no han hecho más que fortalecer a BALEÀRIA en un verano en el que los vientos en Baleares parecía iban a soplar en contra de los intereses de la naviera de Denia, ahora en manos únicas.


Comentarios